Nueva restricción del reglamento F-Gas

Nueva restricción del reglamento F-Gas 2022

Nueva restricción del reglamento F-Gas

Dos de cada tres instalaciones de refrigeración en supermercados quedaron obsoletas a partir del pasado 1 de enero de 2022. 

Con el nuevo año entra en vigor la nueva restricción del reglamento europeo F-Gas. Los supermercados de mediano o gran tamaño aún funcionando con una central frigorífica de freón HFC (refrigerantes de tercera generación, de ODP=0, que han sustituido a los ya prohibidos CFC y HCFC, pero que ya no tienen sustituto directo, incluyéndose además el R134a, el R404A, los R407 o incluso el R449A y el R448A, estos últimos engloban una mezcla de HFCs y HFOs) de más de 40kW de potencia frigorífica quedarán obsoletos. Al igual que queda el mobiliario frigorífico con grupo incorporado de HFC.

¿En que nos influye la entrada en vigor del nuevo reglamento europeo F-Gas?

Este tipo de instalaciones ya no se podrán ejecutar. Las existentes podrán seguir funcionando, pero ya no habrá gas sustituto que valga para actualizarlas. Esto quiere decir, que ante cualquier modificación sustancial de la instalación (ampliación, reubicación, etc.), deberemos optar por otro sistema y refrigerante.

¿Cómo afecta al instalador?

Al instalador le queda un complejo marco normativo que habrá de tener en cuenta para sus nuevas instalaciones. No solo las restricciones medioambientales, sino también el nivel de instalación según el reglamento de seguridad, y la categoría de la instalación según el reglamento de equipos a presión, condicionarán la elección de uno u otro sistema. Además, también juega un papel importante el componente de la eficiencia energética como uno de los factores determinantes en la elección de la mejor solución para cada caso, debido a la escalada de los precios de la energía que mantendrá su elevado precio.

¿Cuáles son las alternativas o cómo altera la utilización de los gases?

  • El R290, por ejemplo, está relegado a circuitos de pequeña potencia en grupo incorporado o Waterloop. En mayor potencia podemos también utilizarlo en la planta enfriadora de un sistema indirecto de glicol.
  • El R454C (A2L) se topará con la necesidad de realizar un análisis de riesgos de atmósferas explosivas a partir de los 25 o 30kW de potencia frigorífica. Además, necesitaremos certificar las tuberías como recipientes a presión, y las centrales deberán venir certificadas en categoría III o IV.
  • El R449A solo se podrá seguir usando hasta los 40kW por circuito. A partir de esta potencia empieza a ser interesante el CO2, pues a pesar de ser ya una instalación de nivel 2, el reglamento de equipos a presión aún no se aplica en las líneas frigoríficas.

En INTARCON tenemos soluciones para adaptarnos a las restricciones del reglamento europeo F-Gas y podemos asesorarte de forma sincera e imparcial sobre la solución que mejor se adapta a tus necesidades.

Compartir esta entrada


5Days01Hour55Minutes