Hotel Best Costa Ballena

Esta instalación se trata de un hotel de nueva construcción en Chipiona, donde se quiso primar la eficiencia energética de la instalación, tanto en las cámaras con en la climatización del hotel.

Las necesidades de refrigeración eran:

Media Temperatura: 23 kW
Baja Temperatura: 12 kW
Alta Temperatura: 18 kW

Se planteó una central de expansión directa con HFC, de R134a con 3 compresores scroll, uno de ellos Digital ®, para las cámaras de conservación, otra central de R134a, de 2 compresores con uno Digital ®, para las salas de trabajo, y por último una central de R449A, de 2 compresores con uno Digital ®, para las cámaras de conservación de congelados.

Todas iban con protección anticorrosión en el condensador dada la cercanía al mar, y algo que era muy importante tanto para el instalador como para la propiedad, doble maniobra con activación automática, para minimizar los posibles problemas por algún fallo de la electrónica.

 

La principal ventaja de esta instalación redice en que debido a el nº de cámaras, 11 en MT, 6 en AT y 2 en BT, es la centralización por rango de temperatura.

Tanto el instalador como la propiedad han valorado muy positivamente el asesoramiento técnico que se proporcionó, los acabados y calidades de los equipos,  que son acordes a los estándares que ellos esperan de este tipo de productos, así como el hecho de que son percibidos como equipos de confianza, eficientes y robustos.

LOCALIZACIÓN:

Chipiona, España

SECTOR:

HORECA