R134a en los nuevos equipos de refrigeración de Intarcon

La gran novedad en el catálogo INTARCON 2014 son los nuevos modelos con R134A para temperatura positiva en toda la gama comercial de producto. En el actual marco legislativo en Europa, el refrigerante R134A se presenta hoy en día como la mejor opción para los equipos de refrigeración a media y alta temperatura.

Un nuevo entorno normativo y fiscal

Los últimos cambios legislativos y fiscales están forzando la tendencia en Europa hacia refrigerantes de menor efecto invernadero. Por un lado la recientemente aprobada directiva europea F-Gas prohibirá el uso del actual R404a en nuevos equipos a partir del 2020, pero permitirá el empleo del R134A en equipos de refrigeración estacionarios, por ahora, sin fecha límite. En efecto, a partir de 2020 no se podrán instalar sistemas nuevos con refrigerante con un Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA) superior a 2500, y a partir de 2022, el refrigerante utilizado deberá tener un índice PCA menor de 150 para instalaciones centralizadas de expansión directa de más de 40kW.

La directiva F-gas introduce además en el espacio comunitario un sistema de cuotas de emisiones de gases de efecto invernadero, que deberán adquirir los distribuidores de gases fluorados para poder poner su producto en el mercado. Inevitablemente esta política acarreará un incremento de los precios del refrigerante, tanto mayor como mayor sea su efecto invernadero o índice PCA.

Por otro lado el impuesto de gases fluorados vigente en España desde el pasado mes de enero invita a estudiar alternativas de menor efecto invernadero o potencial de calentamiento atmosférico (índice PCA), pues grava de manera importante la recarga de refrigerante en dunción de su índice PCA.

GWP comparison

La respuesta del sector

Los fabricantes de gases se afanan en desarrollar refrigerantes alternativos de muy bajo o nulo índice PCA, tales como los refrigerantes basados en hidro-fluoro-olefinas (HFO) en ligero detrimento del rendimiento, pero por ahora a un precio prohibitivo, muy superior al resultado de sumar el impuesto a los actuales refrigerantes HFC.

Más a corto plazo, han surgido refrigerantes alternativos al R404a con un índice PCA menor de 2500 que son mezclas de HFCs, tales como el R407a o R407f, o mezclas de HFC con HFO, como el R450. éstos, si bien no son la solución definitiva, sí son una solución medioplacista en al actual entorno normativo.

El R134a como mejor alternativa

De todos los factores considerables para la selección de un buen refrigerante los más determinantes hoy en día son:

  • Viabilidad legal: el refrigerante debe tener un índice PCA bajo y ser un refrigerante seguro (clase 1: no tóxico y no inflamable)
  • Viabilidad práctica: el sistema frigorífico debe ser técnicamente viable sin grandes sofisticaciones.
  • Viabilidad económica: el refrigerante debe tener un precio asequible

En lo que respecta al primer factor, la normativa vigente establece para las distintas aplicaciones los requisitos que debe cumplir el refrigerante en términos de índice PCA, clase de seguridad y límite de carga. Hay que tener en cuenta que un PCA bajo está reñido con la inflamabilidad de refrigerante (por ejemplo, los refrigerantes de bajo PCA como los HFOs puros son ligeramente inflamables) , por lo que en la práctica se abre una ventana de selección de refrigerantes, donde no todos son válidos. El R134A, de clase 1, con un índice PCA de 1300, resulta aprobado para equipos estacionarios de refrigeración de hasta 40kW.

La viabilidad práctica hace referencia a la posibilidad de aplicar el refrigerante a sistemas frigoríficos sin demasiada complejidad, utilizando materiales y componentes disponibles en el mercado a precios competitivos. El CO2 por ejemplo que se postula como solución definitiva, conlleva sin embargo importantes complejidades técnicas que el la práctica lo descartan para pequeños equipos de refrigeración. El R134a por su parte permite la utilización de componentes de refrigeración convencionales y trabaja a presiones muy moderadas, lo que facilita su aplicación en sistemas frigoríficos.

Finalmente el precio es un factor determinante en la elección del refrigerante. Los nuevos desarrollos de refigerantes son obviamente más costosos que los refrigerantes que se consideran amortizados. El r134a es el refrigerante HFC más común en el mercado y su precio es de un orden inferior al de los nuevos HFOs.